¿Que ha sido de nosotros?

¿Qué es de nosotros?, ¿Donde estamos?, ¿seguimos pedaleando?… de continuo nos han hecho estas preguntas en los últimos meses y… honestamente, aunque suene raro… en algunos momentos nosotros también nos lo auto-preguntamos.

¡¡Acabamos de mirar el blog y es que… se nos ha pasado ya un año desde la última entrada!! madre mía que poco profesionales y como tenemos las redes de abandonadas… nosotros para pescadores… con las redes así… ¡¡desde luego que no servíamos!!.

Os podemos resumir… desde Alaska pedaleamos hacia el sur y cruzamos Canadá, también, una buena parte de los Estados Unidos y después… nos fuimos de descanso; no nos pudimos resistir a un sorprendente ofrecimiento que fue eso… irresistible.

Fuimos hospedados en el estado de Montana en una gran casa en la que paran muchos ciclistas, pues el dueño hospeda a todo el que pasa. Allí, compartimos unos días con otro cicloviajero que en un sorprendente arranque, nos ofreció su coche para usarlo tranquilamente mientras el pedaleaba. Le quedaban aún unos meses de viaje y tenía el coche parado en Oackland, California.

-Podéis recogerlo allí y usarlo todo lo que queráis, después lo dejáis donde estaba y… listo. Incluso para mí será mejor porque el coche no estará parado. Vosotros decidís, haced lo que queráis pero os aviso… la costa californiana y las secuoyas gigantes son algo… que no os debéis perder… una vez que habéis llegado hasta aquí… ¿por qué no?.

Eso fue lo que nos dijimos uno a otro: “¿Por qué no?”. Con un visado largo, teniendo todo el tiempo del mundo y nada de prisa… además el descanso fisicamente nos venía de perlas, recorrer las tierras del norte finalmente había sido duro, sabroso, exquisito pero… estábamos tocados, ambos y… sí, ya habíamos pensado en las secuoyas, en que nos las íbamos a perder muy a pesar nuestro pero, quedaban tan lejos que… no había manera de mezclarlo todo; en bici hay que elegir.

Aceptamos y ni cortos ni perezosos, nos fuimos a San Francisco a recoger el coche. Las bicis se quedaban en Salt Lake City, en el estado de Utah, en casa de una gran pareja que habíamos conocido en Alaska y nos habían ofrecido su casa. Steve nos contaba que ambos han viajado mucho, y lo siguen haciendo siempre que pueden; no hay nada que disfruten más que devolver la hospitalidad que ellos en su día, en sus viajes habían ido recibiendo. Un gusto.

Arrancamos en coche hacia el norte y rodábamos (esta vez sin pedalear) la costa hacia arriba; visitando, conociendo, encontrando maravillosas gentes que nos han tirado por tierra de nuevo, el mito de los americanos que teníamos montado en nuestras cabezas.

Las secuoyas nos dejaban sin habla, literalmente. La presencia de esos árboles es algo inexplicable y único, tan solo lo podemos comparar con ponerte delante de un baobab africano. Impactante.

Haciendo kilómetros arriba y abajo, charlando y haciendo planes salía de continuo “el libro”; eso, el terminar el libro estaba aún pendiente.

En Nueva Zelanda le hice avanzar pero… quedaba el remate, el terminar de sacarlo, de materializarlo, bajarlo de “mi nube” personal y, decidimos que éste también podía ser el momento.

Así ha sido….un poco en Estados Unidos y ahora el remate final en España (a la que hemos llegado justo a final de Mayo) y está ya… casi, casi listo, casi, casi… quedan los remates finales.

Es como cuando tienes un bizcocho en el horno y suena el reloj, abres, lo sacas, lo observas, metes el cuchillo… “mmm… no, aún le queda otro poquito” y lo pones 5 minutos más. Lo mismo pero… en libro.

Ahora está el tema de decidir si editorial o autoedición y … parece que va a ser ésta última casi seguro por lo que… aún quedará algo más de tiempo y de labor que dedicar al proceso pero, lo gordo ya está hecho.

Para final de septiembre volvemos a volar al continente americano. Allí siguen las bicis a buen recaudo.

En este tiempo que nos queda, retomamos las redes y os contamos todo lo que tenemos en el tintero, esperando a salir, pendiente de ser compartido.

¡¡Ha sido maravilloso gente!! esas salvajes y puras tierras del norte…. han sido espectaculares aunque también hemos tenido algún susto pero…. lo dicho, os vamos poco a poco, poniendo al día.

6 Pensamientos

    1. Muchisimas, muchisimas gracias de corazón, Roberto y Vivi!!!! que gustazo de verdad, así tan rápido…. nos gustaría de verdad, ya solo por el pronto que habéis tenido!!! el proceso del libro ahora hace que estemos un poco parados-atados a estar en casa y no movernos mucho pero… si aparece el dar una vuelta por España…. ahí que vamos!!! De nuevo, muchas gracias y que vaya bien bonito!! 😉

      Me gusta

  1. Laura, ni que decir tiene que en Barcelona no tienes una casa sino varias . Suerte con el libro y que no se te olvide informarme cuando salga. Para finalizar, estoy seguro que, tomes el camino que tomes, acertarás . Dicen que hay personas que son necesarias en este mundo, TU eres imprescindible. Un besazo.
    Ricardo.

    Me gusta

    1. Jolines, cada vez el título del libro es más real (aunque ya lo era antes del ofrecimiento de todas estas casas), más que un título es un sentimiento…. ¿cuál es? os lo digo en breve. Gracias Ricardo de corazón, el sentimiento es mutuo, otro imprescindible encuentras cada día cuando te miras al espejo compañero. Somos espejos, eso creo. Gracias de corazon… me lo llenaste con el mensaje, un abrazo y espero que nos veamos mas, que el habernos conocido genere más encuentros futuros. Que vaya bonito y… ¡¡¡que viva la revolución!!!

      Me gusta

  2. Laura guapa! yo ahora me pongo al día con vosotros…tampoco sirvo de pescadora, con este poco atender las redes… 😉

    Os ofrecería sofá cama, que por estar, está, aunque la casa se ha vuelto ruidosa y se duerme bien poco… ahora somos 4, de golpe! Nos han salido un par de mellizos que ocupan casa y corazón desde hace 15 meses ya… os venís a conocerlos..? avisad si es que sí 😉

    Y sobre todo, avisad del nacimiento de ese libro que se está gestando con tanto cariño..

    Un abrazo fresquito y tierno!

    Me gusta

    1. Muchisimas gracias Nagore!!! y animo en ese aventurón madre mía mellizos!!! enhorabuena y … adelanteeeee!!! gracias por seguir caminando con nosotros, gracias por tu compañía que ha estado ahi por años, siempre y se agradece siempre el saber que hay al otro lado de la pantalla alguien quien recibe esto que aquí compartimos sin mas animo que… compartir no mas.
      No creo que iremos pero te lo agradecemos como si lo hubieramos hecho, igual igual,,,, estoy a tope con el libro, es casi como tener mellizos, te lleva todo el tiempo, energía, de la mañana a la noche por horas, por días… pero esta ya en la recta final, queda poco y estoy muy contenta por ello. Tengo ganas de verlo materializado.
      Un beso y a lo mejor para la siguiente, si que nos vemos.
      Un abrazo y fuerza.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s